Voy por mis “alas”…

39926_148007678558606_2728366_nVentiséis años han pasado desde la última vez que estuve en un aula universitaria y no me avergüenza decirlo, porque son parte de los años que dedique a la crianza de mi hija querida y el cuido de mi viejita en su enfermedad.

Mis sueños y proyectos personales los suspendí por completo y he de decir que no me arrepiento en lo absoluto, si me devolvieran atrás volvería a hacer exactamente lo mismo. Han sido mi mayor bendición!!

Ver crecer a mi hija y estar con ella paso a paso en su desarrollo y acompañar todos los días a mi madrecita cuando más me necesito mientras duró su enfermedad de principio a fin.

Me decidí a escribir de esto, para agradecer primero que nada a Dios, a la Virgencita, a mis ángeles (mis padres) en el cielo y a mi hermano Eve, al cual no me alcanzará la vida para agradecerle tanto. A mi hija por ser mi inspiración y mi apoyo.

Creo que tengo una deuda con Dios por todas sus bendiciones y debo compartirlas con otras personas que al igual que yo fueron cuidadores o lo son en este momento y su panorama de vida se ha reducido considerablemente.

13221594_1406320366060658_6077570530929752814_n

Ser cuidadora de mi mejor amiga por dieciséis años, mi madre, ha sido una de las experiencias mas enriquecedoras y hermosas, sí hermosas de mi vida, pese al dolor que eso conlleva y también de las mas duras. Nunca será fácil ver como un ser que tanto amás se va a apagando inevitablemente pese a todos los esfuerzos que hagás, la enfermedad sigue su curso, se puede detener un poco con cuidos y tratamientos adecuados, dar calidad de vida que es por que tanto luchamos mi familia y yo hasta el final, ella merecía lo mejor. Mi viejita era un pedacito de cielo!

Llegué a sentir lo que es el cansancio físico en un grado que jamás imaginé al final de su enfermedad, ni siquiera la puedo describir, nunca en mi vida me había sentido así, al punto que había días que lo único que me impulsaba a levantarme era el inmenso amor que le tenía a mi viejita y que sabía que si no llegaba ella no podría moverse ni un centímetro, todos los días a las 5:00 am me levantaba, sabía que llegaría el día que ella ya no estuviera y no quería fallar mientras la tuviera.
En las noches le pedía a Dios con toda mi alma a veces entre lágrimas que renovara mis fuerzas, porque de algo estaba muy segura, no abandonaría jamás a mi mamá, así dejara mi espíritu en el camino por ello, sí ella no se rendía yo tampoco!

No podía dejar de ser madre tampoco y trabajadora, que gracias a Dios he tenido la oficina en mi casa, así podía ver por todo a la vez, no fue fácil encontrar el equilibrio, el cual se rompía cada vez que la enfermedad avanzaba, pero finalmente lograba de nuevo acomodar mis tiempos, con fuerza de voluntad y amor.

Conforme fue avanzando la enfermedad mis tiempos personales se fueron reduciendo, tanto que había días en que no podía ni salir al jardín de mi casa, pero daba gracias a Dios por cada día, tenía la ayuda invaluable de mi hija y mis hermanos, mayoritariamente de mi hermano menor, el cual siempre estuvo ahí para mami y a veces de mis sobrinos. Si algo no le faltó nunca a nuestra viejita fue amor y cuidos.

Cuando mami falleció hace un año, el mundo que había construido por años, mis murallas para sobrellevar el día a día y no caerme, se derrumbaron por completo, quedé en una especie de limbo, era como caer en un abismo donde mi único sostén fue Dios y mi familia, incluyo a mis amigos mas cercanos también. Solo sabía que tenía que seguir adelante… nunca me he rendido en la vida por más fuertes que han sido las pruebas, no iba a ser esta la primera vez.

Empiezo entonces la re construcción de mi vida, vivo mi duelo atravesando el dolor mas profundo de mi vida, pero al cabo de 5 meses empiezo a ver la luz, estoy de pie. Al cumplir el año puedo decir que estoy fuerte, renovada gracias al Señor, mi Madre del Cielo y al amor y apoyo de mis seres queridos.

Este ha sido uno de los años mas difíciles de mi vida, pues igual tuve que vivir el duelo junto a otras pruebas, pero Dios siempre ha tenido el control.

Hoy puedo decir que ya no lloro a mi madrecita, doy gracias a Dios por su nueva vida, libre de todo dolor, enfermedad e inmovilidad, sé que ella es inmensamente feliz en el cielo y que nos volveremos a ver algún día. La extrañaré por siempre… eso es inevitable, pero ya le he dejado ir.

IMG_1335

Uno de mis proyectos de vida empieza a hacerse realidad, gracias a Dios y a mi hermano menor, entraré nuevamente a la Universidad a estudiar la carrera que tanto me apasiona, Psicología, desde que llevé dos cursos años atrás en Publicidad, me encantó. Mi meta es poder ayudar a muchas personas, hoy en día, muchos necesitan ser escuchados, comprendidos y sanados.

Me siento como una niña de kinder que va por primera vez a clases, solo me faltan unos pocos días para empezar, a Dios le ofrezco desde ya todos los conocimientos que vaya adquiriendo, este es el principio, con el favor de El, pues mi sed de estudio tiene muchos años acumulados. Voy por mis alas…no será fácil, pero con la ayuda de Dios voy hasta el infinito.

Con esto quiero decir a todos aquellos que como yo cuidaron y que aún cuidan, que sí hay una vida después de cuidar a un ser querido, que debemos sentirnos felices, orgullosos de los años dados y compartidos con amor, esa es una medalla que se guarda y se ofrece a Dios en el corazón, pero que también debemos dejarles ir a descansar en paz, nosotros estamos vivos y hay que seguir adelante. Deben vivir el duelo, no esquivarlo, hay que atravesar el dolor de la pérdida, pero no te quedés ahí, sigue!!!, para empezar a re construir la vida, tu vida, Dios siempre abrirá puertas y ventanas para seguir creciendo, pero depende de tu actitud para que las logrés ver.

Soy inmensamente feliz, porque tengo una hija maravillosa y familia a los que amo, y también amigos que se han convertido en hermanos del alma. Porque tuve la dicha de cuidar a mi madre con todo mi amor y dedicación y porque ahora retomo mis sueños y lucharé por hacerlos realidad.
Porque tengo un trabajo con el que puedo ayudar a otros, aunque sea un poquito, que están viviendo lo mismo que yo viví años atrás.

DIOS SIEMPRE CUMPLE SUS PROMESAS!!!!

Si tenés un proyecto o sueño, ve por él, nunca es tarde, cuando se hace lo que se ama!

María Soledad Chaves – Ex cuidadora

Anuncios

A mi pedacito de cielo, mi viejita amada

 

13062223_1386101641415864_1079052692776530243_n

Tengo días intentando atreverme a escribir acá de tu partida, pues escribí otras tantas hablando de vos.  Pero lo cierto que es este blog jamás estaría completo si no escribiera de lo que mas dolor me está causando en  mi vida y a la vez una inmensa paz. Porque mi viejita es parte de mi vida por siempre…

Dios te ha llevado con Él, te llamó el 13 de abril, seis horas no más desde que te dí los últimos besos y abrazos, realmente no pensé ni sentí que iban a ser los últimos… creí que ibas a salir del hospital en pocos días; pero el Señor ya tenía una fiesta programada en tu honor para recibirte.

No cambiaría por nada los quince años que tuve la bendición y honor de cuidarte mi viejita amada. Te los entregué con el mas puro y sincero amor, amor que te merecías a manos llenas mi reina.

Hoy tengo que intentar empezar a aprender a vivir sin vos… aunque se me desgarre el alma.

Tus ojitos que eran mi fuerza, serán ahora mis dos estrellitas, mis luceros que alumbraran mi camino desde el cielo y en mis recuerdos.

No maldecí nunca tu enfermedad, ni lo hago ahora tampoco, pese a lo devastadora y cruel  que es… porque el Alzheimer no ganó, fue Dios quien te hizo descansar ya de la prueba y te ha rodeado de su más infinita paz y amor ahora. Por esta enfermedad mi visión de vida ha cambiado completamente, me hizo madurar, crecer y aprendí a lo que es amar de verdad.

Aún no termina para mí… Vino como un tornado cuando inició la enfermedad de mami y ahora que ha terminado…, nuevamente debo reconstruir mi vida, nada quedó en pie, ha logrado romper mi corazón en mil pedazos muchas veces, ahora más que nunca, pero no mi fe, con ella renovaré poco a poco mis fuerzas.  Con la ayuda de Dios iré sanando la honda herida de la ausencia, con los recuerdos de entrega y amor. No sé cuanto duraré, no me está resultando nada fácil estar sin vos mi amor, pero sé que me querés feliz y lo lograré!

No puedo aún imaginarme sin vos mamita y creo que no lo haré nunca del todo porque siempre vivirás aquí en mi corazón.

Buenas noches mi reina, un besito y un abrazo hasta el cielo, que descansés en paz mi pedacito de cielo, mi ángel, mi madrecita querida.

TE AMO! Algún día nos volveremos a ver… :*

Tu Mary

 

 

 

 

Visión de vida

Al cumplir un año más de vida, agradezco primero a Dios por ello y le pido guía para vivir el que está iniciando.

Con el frío de la tarde mientras reposo en mi cuarto, se me vienen a la mente tantos recuerdos de años pasados y pienso como cambia la vida  mientras esta transcurre implacable, pero a la vez sutil.

No hay vidas perfectas, no hay un plan definido que podamos trazar, el camino de la vida lo vamos formando en el andar.

A veces quisiera rescatar momentos que se han ido, personas amadas que ya no están o que han cambiado. Eso me deja de lección siempre que debemos vivir el hoy al máximo, porque lo que hoy tengo mañana quizás ya sea distinto.

No puedo negar que a veces me canso del camino y de los golpes que da la vida, pero comprendo que son necesarios para crecer y valorar otro tanto de cosas más…  El resultado es un corazón y alma más fuertes, pero no más duros, la sensibilidad no debemos perderla, pues entonces creo que perderiamos la esencia de estos.

El amor lo encontramos a todo nuestro alrededor, una vida sin amor, es una vida vacía. Amando es como somos amados, en algún momento eso se devuelve de forma natural, pues cuando las cosas son puras y nacen del alma, fluyen por si mismas. El amor no se calcula, simplemente se da, sin olvidar el amor así mismo por supuesto, pues quien no se ama no puede amar a nadie más.

541770_481840201854257_1953775861_nYo creo que todos tenemos un alma gemela, pero que cuesta mucho encontrar. Quizás pienso que todo se da en su tiempo, cuando ya estamos preparados es que se da el encuentro.

Todos tenemos derecho a ser felices con poco o mucho, depende de cada quien, pues la felicidad está en la forma en que aceptemos y valoremos lo que tenemos, pero sobre todo a quienes tenemos. No existen fórmulas mágicas para alcanzarla, nada ni nadie nos la dará sino somos felices primero consigo mismos.

El valor de la soledad es sanar heridas en el tiempo y conocerse a sí mismo, saber de lo que somos capaces para luego poder en compañía de ese ser especial dar lo mejor que tenemos, para crecer juntos en amor, comprensión y felicidad sin dependencia. Yo aún lo espero a ese hombre especial que Dios me ha de tener en algún lugar, si así es su Voluntad.

No sé cuanto Dios me tiene más de vida, pues hoy estamos y mañana no sabemos, pero agradezco todo cuanto he vivido hasta el día de hoy, ha sido un camino lleno de emociones y experiencias hermosas y difíciles, pero que han hecho lo que soy el día de hoy. Todo lo vivido me ha hecho apreciar y amar la vida.

Espero con los brazos abiertos las bendiciones que están por venir, en fe lo creo.

Mary Chaves.

Cuando una amiga del alma se va…

girasol-sol

 

Tenía tanto de no escribir acá y hoy lo haré por vos.

Dicen que los amigos de verdad se cuentan con los dedos de las manos, que gran verdad!.

Por eso cuando perdemos a uno, porque el Señor le ha llamado ya, se lleva irremediablemente consigo un pedacito de nuestro corazón. Por eso tejeré con tus hilos de colores y pintaré flores con chispitas, para intentar llenar el vacío que hay en mi corazón.

La distancia nunca fue un obstáculo para comunicarnos con frecuencia, ahora ya la distancia es infinitamente mayor y no hay medio por el cual pueda escuchar tu voz, ni tu risa de cascabelito, pero han quedado grabadas en mi mente y alma por siempre, al igual que todos tus consejos.

Perdóname porque no puedo evitar sentir una profunda tristeza, sé que te gustaba oírme reír, pero te prometo que llegará el día en que pueda recordarte con una gran sonrisa y ya sin dolor, nuestro amigo en común me ayudará, el que ahora tenés a tu lado, nuestro amado Señor Jesús, eso me da paz y me hace alegrarme por vos.

Doy gracias a Dios por permitirme vivir una amistad tan pura y sincera por treinta años, gracias por tan hermoso regalo, que atesoraré ahora cada día en mis oraciones.

Gracias a nuestro Señor que nos regaló la posibilidad  no de decirnos adiós, sino hasta pronto mi querido rayito de luz.

Te quiero y te querré por siempre!…

Mary

GRACIAS COLEGIO LA SALLE (COSTA RICA)!!!

Decir Colegio La Salle es sinónimo de solidaridad, fraternidad, educación, fe y familia.

No soy egresada de esta institución, pero soy lasallista de corazón, tengo a mi hija desde siempre aquí, 12 años han transcurrido y he de decir que doy fe que todo cuanto dicen en este video es una realidad.

Mi agradecimiento es eterno para con todo el personal del Colegio La Salle (Costa Rica), verdaderamente han sido para mi hija y para mi parte de nuestra familia extendida, su apoyo ha sido vital en todos años en diversas situaciones que hemos tenido que atravesar.

Ciertamente diría que el 70% de la educación de nuestros hijos en valores, es en casa, nos toca a nosotros los padres, pero el otro 30% es del lugar donde están y he de decir que en este aspecto también han sido un pilar en la vida de mi hija.

No me alcanzan las palabras para agradecer tanto… tan solo le pido a Dios poder devolver algún día de alguna forma todo cuanto me han ayudado, que Dios bendiga por siempre al Colegio La Salle!.

Mary Chaves

Un nuevo día…

Un nuevo día recién comienza, al respirar puedo sentir el aire frio y puro entrar hasta mis pulmones, una sinfonía de pájaros le acompañan con sus hermosos trinos junto con unos timidos rayos de sol que me invitan a levantarme. Es imposible no pensar en Dios ante tanta hermosura y le digo… buenos días Señor.

En silencio me he puesto a pensar, a meditar un poco y he llegado a la conclusión que la vida da tantas vueltas que siempre termina por sorprenderte, tarde o temprano terminás por encontrarte con lo que has sembrado.

No hay tiempo ni espacio, simplemente lo que no es tuyo no se quedará a tu lado…

La vida es simple, somos nosotros quienes a veces la complicamos, la felicidad no es un tesoro por encontrar fuera, está en nuestro corazón y en la forma en que decidamos vivir cada día, en disfrutar lo que tenemos y amar a quienes tenemos. El tiempo pasa tan rápido… que quizás mañana no podremos decirle a alguien cuanto le estimamos y queremos, hoy es el día.

Cuando una enfermedad incurable toca la vida de cualquiera, te das cuenta que no importa lo que estudiaste o cuantos títulos lograste alcanzar, ni el dinero que poseás, ni la casa, carro o mil cosas que hiciste… que si bien es cierto, son importantes para la realización en ese momento quizás, pero lo cierto es que al final lo que verdaderamente vale son las personas que en realidad te amaban, pues serán las únicas que permanecerán a tu lado en la enfermedad y hasta el final de tus días, los demás poco a poco se irán desapareciendo con el tiempo… conforme las cosas se pongan peor y lo demás… es vano.

La vida a veces puede ser muy dura al dar sus lecciones, pero es através de ella que logramos madurar, ser más fuertes y si se hace de la mano de Dios, más sencibles y nobles. Todo finalmente, por más duro y dificil que sea, será para bien.

Hoy es un gran día para volver a empezar… para vivir, porque hoy es un regalo de Dios!!!.

M@ry Chaves

Gracias Señor!!!

Dios creo un ser maravilloso, lleno de amor, dulzura, luz y bondad y me dio la bendición de llamarle madre.

Hoy doy gracias al Señor por permitirnos celebrar un año más de su vida.

Cada mañana al despertar y al abrir su puerta, es un regalo el encontrarme con sus ojitos.

No hay enfermedad que pueda robar el brillo de su alma y el ejemplo que siempre fue y sigue siendo para mí.

Aún medio de su fragilidad, surge tenue su fortaleza, luchadora de siempre… no sé como, pero no se ha dado por vencida y nosotros tampoco lo haremos, las luchas se dan hasta el final de la mano de Dios.

He decidido vivir un día a la vez y disfrutarla al máximo mientras Dios nos la preste.

No temás mamita, que estaré siempre a tu lado, como sé que lo hubieras hecho vos conmigo,no te voy a dejar sola, así el mundo no me comprenda y  me deje a mí. Perdóname si alguna vez se escapa alguna lágrima, es porque te amo tanto…

 

 

Tu hija que te adora.

M@ry